En este blog aparecen algunas imágenes que encuentro por internet que,normalmente, son acompañadas del nombre de su creador. Sólo intento transmitir mi amor por el Arte, pero si alguien no quiere que aparezcan sus imágenes aquí sólo tiene que decírmelo e inmediatamente serán retiradas.

sábado, 17 de septiembre de 2011

ALEPH

Siempre me he declarado fan de Paulo Coelho, desde que hace ya unos 15 años descubrí su libro más famoso "El Alquimista", que me enseñó a leer de otra manera, interiorizando casi cada párrafo y haciéndolo mío, pues es inevitable que el lector proyecte su vida en la historia que relata, un cuento con moraleja final pero que a cada página que volteas ya te ha hecho reflexionar, produciendo en mí una continua sensación de autoanálisis que nada tiene que ver con esos insustanciales libros de autoayuda que te dicen todo aquello que ya sabes, pero que no quieres reconocer... Coelho es otra cosa. Además, creo que "El Alquimista" es el único libro que he vuelto a leer pasado unos años, y para mi satisfacción, me aportó nuevas cosas en esa segunda lectura, cuando yo lo único que esperaba era refrescar en mi memoria un argumento que me pareció muy entretenido además de, como ya he dicho, muy enriquecedor.

Esto fue el inicio de un periplo por toda su producción literarea: "La quinta montaña", "A orillas del río Piedra me senté y lloré", "Brida", "Verónika decide morir", son algunos de los libros que más me han llenado junto al mencionado "El Alquimista"; aunque también tengo que decir que he tenido decepciones, sobre todo en su última época: "El Zahir", "Once minutos" y "El vencedor está sólo", se alejan bastante de ese primer Coelho que me impactó tanto y sacaba de mi interior lo que ni yo misma sabía que tenía.

Hace unos días por fín se ha publicado en España su último libro "Aleph", cuyo nombre sonará a los seguidores de Jorge Luis Borges porque también llamó así a un libro de cuentos publicado en 1949, en el que recopila 17 historias cortas entre las cuales se encuentra la que da nombre a la obra; en este cuento de Borges, el Aleph es un objeto que se encuentra en un sótano y al que se refieren como el centro del universo. Desconozco el libro y el cuento, pero ya estoy en ello para hacerme con él. Sin embargo, no creo que Coelho quisiera plagiar el título de Borges; Aleph es la primera letra del alfabeto hebreo, cultura ésta profundamente conocida por el escritor, en parte debido a su profunda religiosidad; además, la portada del libro de Coelho viene acompañada con una cinta de papel amarillo en la que puede leerse "Aquí empieza tu nueva vida", prometedora frase aunque decepcionante si no viene con un boleto de lotería premiado, pero que también implica un inicio. En cualquier caso, después de leer las 50 primeras páginas he vuelto a retomar la fe en los libros de Paulo Coelho, he vuelto a meditar sobre el mundo, saliendo un poco del egocentrismo que agobiaba mis reflexiones, incluso me anima a  pensar que no hay nada vergonzoso en ser una persona espiritual y preocupada en sondear los sentimientos, a menudo desconcertantes e incoherentes, hasta el punto a veces de arrancarte unas lágrimas:

Confort
Erik Zener


"Las palabras son lágrimas que fueron escritas. Las lágrimas son palabras que necesitan brotar. Sin ellas, ninguna alegría tiene brillo, ninguna tristeza tiene final. Así pues, gracias por tus lágrimas"
"Aleph", Paulo Coelho

2 comentarios:

  1. Sonia: Fui un ferviente lector de Coelho durante algunos años. Me sentí identificado con algunas de sus primeras publicaciones, coincidentes con tempranas etapas de búsqueda en mi vida personal. Esa misma búsqueda me llevó a las fuentes, a la lectura de obras imperecederas de la literatura universal, desde civilizaciones “antiguas” hasta contemporáneas. En ese devenir encontré obras cuyo contenido, retomado por distintos “autores”, maquillado, retocado, bastardeado a veces (muchas), fue repetido (plagio directo) o replanteado (en una figura literaria que se llama “revisionismo” [Bloom, "La Angustia de la Influencia", "Deslectura"]). En cualquiera de los casos, si el “autor” de una obra retoma parcial o totalmente la temática de un precursor en el que se inspiró, SIN conceder los correspondientes créditos, está robando a su antecesor. El robo es aún más evidente si el “autor” ni siquiera se preocupa por cambiar el título de la obra. Dicho esto, ¿cómo puede reivindicar Coelho “El Zahir” y “El Aleph” como obras propias? Y qué pasa con “Del rigor en la ciencia” (Borges-’Los Anales de Buenos Aires’ Año 1-Nro. 3), retomado y rebautizado por Coelho como “O Grande Mapa” (Coelho-2006)? En el foro http://comentariosliterarios.com/2007/07/%C2%BFse-puede-considerar-a-paulo-coelho-un-gran-escritor/comment-page-2/#comment-1779, Jésica, en el post Nro. 53, denuncia: “…1.- El Alquimista (obra más vendida de Cohelo) es una copia fiel de “Historia de los dos que soñaron” de Jorge Luis Borges.”.
    En su propio país, en su propio idioma, Coelho es fuertemente cuestionado por esto.
    “… Por fim, minha última pergunta: por que Paulo Coelho escolhe Jorge Luis Borges como interlocutor? Coelho ama o relato linear e espiritualizado, mas nem a maior boa vontade do mundo pode atestar que estas sejam as qualidades centrais de Borges. Ao contrário, o escritor argentino valiase freqüentemente de doutrinas místicas para fins estéticos; costumava dizer que a metafísica é um ramo da literatura fantástica e que uma das maiores personagens da literatura universal era o Deus presente na obra de São Tomás de Aquino. Suas narrativas mantêm, sem dúvida, reminiscências do conto oral linear, mítico mas são atravessadas por uma consciência auto-reflexiva quase exasperante e um forte pendor intertextual.
    Enfim, a literatura borgeana constituise sob a égide da reflexão e da autoconsciência…

    (Revista Desenredos-Ano IV-número 14)

    Decepción es lo que me inspira actualmente Coelho. ¿Cómo creer que algo de lo que escribió le pertenece? ¿Cómo creer en sus arengas de purificación personal? Su falta de coherencia, entre lo que dice o pontifica, y LO QUE HACE, es patética…

    Luis Flores-Oct-10-2014

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocía ese plagio de "Historia de los dos que soñaron", que evidentemente no he leído. Te agradezco enormemente tu comentario y tu opinión y, sobre todo, la información. Hace mucho que llevo leyendo y escuchando todo esto que dices de Coelho, no es nuevo para mí, y por supuesto si es plagio debería denunciarse. Han pasado 2 años desde esta entrada en mi blog y mi opinión sigue siendo más o menos la misma: disfrute muchísmo con El Alquimista y con otros de sus libros, pero ya estoy demasiado decepcionada con él para empezar a leerme el último, "Adulterio", aunque seguramente, por curiosidad malsana, termine leyéndolo.

      Muchisimas gracias por leerme.
      Un saludo y espero volver a leerte por mi blog.

      Eliminar