En este blog aparecen algunas imágenes que encuentro por internet que,normalmente, son acompañadas del nombre de su creador. Sólo intento transmitir mi amor por el Arte, pero si alguien no quiere que aparezcan sus imágenes aquí sólo tiene que decírmelo e inmediatamente serán retiradas.

martes, 26 de abril de 2016

SENSACIONES XXX

Aunque no lo parezca, me sigue encantando escribir, aunque este blog que empecé con tantas ganas se quedó congelado en noviembre, más que por el frío invernal, por la ausencia de mí en el más amplio sentido de la expresión... Estoy ausente de mí hace mucho, demasiado, intentando imposibles que siempre he defendido que no lo son tanto, disfrutando cual masoquista bajo el dominio de los libros, los horarios y los encierros. pero creo que estoy llegando a mi límite...

Yo no decidí ser "de letras", nací siendo "de letras". Desde que puedo recordar, las materias relacionadas con Humanidades han sido mis preferidas por lo que decidí, en contra de lo que decía el mercado laboral, dedicarme a ellas. Sin embargo, y a pesar de que nunca desistí de mi empeño, tengo que rendirme a la evidencia de que el sistema educativo de este país se ha empeñado en destruirlas... y me temo que lo está consiguiendo... El problema, por tanto, no está en mí... Por mucho tiempo que dedique a estudiar lo único que voy a conseguir es seguir acumulando datos en mi cabeza que desaparecen cada vez más rápido, por lo que recurro a los libros y al inmenso océano que es internet para consultarlos constantemente. Entonces, la gran pregunta es: ¿de qué me ha servido estudiar Historia del Arte durante tantos años?

Camile Claudel
"El pensamiento" (1898)
La carrera es preciosa, sin duda, y vocacional, desde luego, sin embargo no va más allá de ser una enorme exposición de siglos y siglos de artistas y obras, acompañada de algunas asignaturas de índole filosófico que vienen muy bien para abrir tu mente y tu percepción del mundo, sin embargo no te abren las puertas de una profesión. Se echan de menos materias directamente relacionadas con la realidad laboral del mundo del arte: gestión cultural, marketing cultural, didáctica del arte, comisariado de exposiciones, etc; asignaturas con las que empiece a perderse el miedo a entrar en las listas del paro y que empiecen la formación de auténticos profesionales de la cultura, esa cultura tan valorada fuera de nuestras fronteras pero tan poco cuidada por sus propios generadores.

Y lo único que nos queda a los cada vez menos "humanistas" del siglo XXI es seguir invirtiendo tiempo y dinero en cursos y másteres, que vengan a engordar un curriculum con un sinfín de formación académica pero raquítico en formación práctica, para terminar trabajando donde se pueda, sin motivaciones y sin perspectivas de un futuro profesional acorde a tus estudios... eso si, eres una compañera de trivial estupenda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada