En este blog aparecen algunas imágenes que encuentro por internet que,normalmente, son acompañadas del nombre de su creador. Sólo intento transmitir mi amor por el Arte, pero si alguien no quiere que aparezcan sus imágenes aquí sólo tiene que decírmelo e inmediatamente serán retiradas.

miércoles, 22 de octubre de 2014

CONFERENCIA DE SUSANA CALVO CAPILLA EN LA CASA ARABE DE CORDOBA: CRÍTICA A UN ASISTENTE

     Tuve la suerte de asistir en el día de ayer a la charla/conferencia impartida por Susana Calvo Capilla, profesora titular de la Complutense de Madrid y experta en Arte medieval, en la Casa Arabe de Córdoba; y digo suerte porque, si más o menos seguís mi blog, sabréis que siempre me quejo de la falta de tiempo, aunque por supuesto también tiene mucho que ver la suerte en el hecho de que fuera esta experta, y no otra, la que impartiera la charla... luego explico porqué...

      El caso es que me encaminé ansiosa y entusiasmada hacia una conferencia que prometía ser muy reveladora y resultó serlo mucho más de lo que me imaginaba. El tema: "La mezquita de Córdoba y la herencia del califato omeya de Damasco: mitos y realidades", y entre los asistentes, Oh! sorpresa! nada más y nada menos que Don Manuel Nieto Cumplido, canónigo archivero de NUESTRA MEZQUITA-CATEDRAL (perdón por los gritos). Siempre he considerado a este señor como una eminencia en el terreno del conocimiento, más que nada porque tiene el privilegio de acceder a unos archivos históricos que trata como si fueran de su propiedad, y ha tenido más de 30 años para escudriñarlos con detenimiento gracias a esa vida contemplativa que a más de uno no nos importaría disfrutar... (venga Sonia que te desvías).
Puerta del mihrab

     Durante algo más de una hora, Susana Calvo intentó explicarnos a los allí presentes las similitudes entre la Mezquita de Córdoba y la de Damasco, entre lo que se hacía aquí en occidente y lo que se hacía allí en Oriente, dejando claras las similitudes entre uno y otro, es decir, que en Córdoba se seguían patrones orientales a pesar de que nuestra Mezquita fuera, es y será única. De entre las cosas que más me sorprendieron voy a entresacar las siguientes, aunque advierto que se os puede caer algún que otro mito fuertemente arraigado en nuestras creencias sobre la Mezquita cordobesa.

     La primera sorpresa me vino con los mosaicos. La influencia bizantina en la decoración parietal del muro de la quibla es algo que no escapa a ningún ojo que tenga algo de entrenamiento en eso de la Historia del Arte, pero sorprende saber que, no sólo se ha recibido la susodicha influencia, sino que es harto posible que las teselas de vidrio empleadas fueran traidas ex-profeso desde la mismísima Bizancio, teoría ésta apoyada en unos escritos que relatan cómo expertos artesanos en este arte fueron llamados para la decoración del monumento que nos ocupa. Sin embargo, tampoco se puede descartar la posibilidad de que esos vidrios, de altísima calidad por cierto, pudieran haber sido fabricados en Al-Andalus, puesto que en las excavaciones recientes en la plaza de la Encarnación de Sevilla (donde están las famosas setas), se han encontrado estas teselas, presumiblemente en su lugar de fabricación. Como añadido al tema de los mosaicos, en Medina Azahara se han encontrado (casi milagrosamente, debido al enorme expolio que ha sufrido) unos pocos restos de mosaicos de vidrio, que no vienen sino a reafirmar el empleo que de este lujoso arte se hacía en una ciudad tan alejada geográficamente de Bizancio.

     La segunda sorpresa fue con respecto a la orientación del muro de la quibla. Llevo toda mi vida escuchando, leyendo y creyendo sin ninguna duda, que nuestra Mezquita se orientó a Damasco en un acto de rebeldía por parte de Abderramán I, que llegó a la península buscando su propia seguridad y creando el primer emirato independiente de Bagdad. Pues bien, según Susana Calvo, en realidad es poco creíble que la primera Mezquita de Abderramán tomara una orientación digamos "intencionada", puesto que en ese momento todavía no conocían ningún medio fiable para poder orientar correctamente los edificios y lo hacían más o menos "a ojo", cosa que no ocurrió con la Mezquita de Medina Azahara, que sí está perfectamente orientada a Damasco. Investigando luego por mi cuenta en este maravilloso universo que es internet, he encontrado un artículo de 2001 donde el arqueólogo Pedro Marfil defiende que lo que pasó es que Abderramán I se adaptó al urbanismo que encontró, cosa no del todo descabellada porque al contrario de lo que se cree, el pueblo árabe no arrasaba sistemáticamente lo que iba encontrando a su paso para poder asentarse ellos encima (como han hecho por desgracia la mayoría de pueblos "invasores")... En fín, posibilidades hay muchas, pero certezas pocas, asique cada cual que juzgue como buenamente pueda...

Localización de los restos visigodos
encontrados por Félix Hernández en los años 30
     Y para el final he dejado lo mejor... Quizás haya sido yo la última en enterarme, no digo yo que no, pero desde luego, lo que allí se comentó no es algo que esté precisamente en boca de...de nadie, porque no interesa que se sepa principalmente. Es archiconocida la idea de que NUESTRA maravillosa MEZQUITA-CATEDRAL (ups, vuelvo a gritar) está asentada sobre la archiconocida Basílica de San Vicente, de hecho un suelo de metacrilato y un panel explicativo así lo demuestran... Pues bien... (cómo me gusta crear expectación!!!)... No hay nada, repito NADA que arqueológicamente demuestre que esos restos que sobreviven debajo del metacrilato se correspondan con un edificio religioso, visigodo si, pero iglesia lo siento pero no... Y digo lo siento porque por desgracia, en el mismo momento en que esta idea se explicó, el anteriormente mencionado Don Manuel Nieto Cumplido consideró que ya no le interesaba lo que allí se decía, se levantó de su asiento bajo la atenta mirada de todos los allí presentes y salió por la puerta sin tan siquiera despedirse de los que tan amablemente le habían invitado... Una vez más se demuestra que la iglesia hace y dice lo que le interesa para su propio beneficio, ignorando certezas demostradas con base científica, y aferrándose a una suposición amparada por unos escritos muy concretos que relatan como Abderramán compró por un módico precio la iglesia que se erigía en aquel lugar (que han querido identificar con San Vicente) obviando también el hecho de que, primero, ese escrito no es ni mucho menos coetáneo el hecho, sino que se escribió al menos un siglo más tarde, y segundo, que dicho escrito es copia casi textual de otros escritos que atañen a otras mezquitas orientales (creo recordar que una de ellas era la de Damasco, que compró la Basílica de San Juan Bautista). La suerte de que fuera Susana Calvo Capilla y no otra la encargada de dar la charla fue que esta mujer, que vive y trabaja en Madrid, está lejos de la problemática que existe con la titularidad de nuestro monumento más emblemático y se mostró totalmente ajena e indiferente a la falta de educación del susodicho canónigo, continuándo con su explicación como si tal cosa... como debe ser... sin intimidaciones...

     Salí encantada con toda la información que Susana Calvo nos regaló a los asistentes al acto, y más encantada aún por el hecho de que fui testigo de una "guantá sin mano" a un símbolo de la prepotencia, el abuso y la intolerancia en nuestra ciudad... Ahora sólo queda difundirlo a todo el que me quiera escuchar, cual profeta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada