En este blog aparecen algunas imágenes que encuentro por internet que,normalmente, son acompañadas del nombre de su creador. Sólo intento transmitir mi amor por el Arte, pero si alguien no quiere que aparezcan sus imágenes aquí sólo tiene que decírmelo e inmediatamente serán retiradas.

lunes, 1 de julio de 2013

THE MOST WANTED

Normalmente pongo en cuarentena todas las manifestaciones artísticas contemporáneas, primero porque me confieso totalmente ignorante y, porque no decirlo, totalmente tonta ante algunas cosas que debería comprender por mi dedicación al estudio del Arte, pero me niego a ser una hipócrita y pasar por el aro de unas supuestas "nuevas tendencias" que nos las presentan como Arte y son auténticas tomaduras de pelo.

Pero si algo he aprendido de todos los años que llevo estudiando Historia del Arte es que no se puede juzgar a la ligera y sobre todo que la perspectiva que nos da el tiempo es fundamental para la comprensión de la obra de arte. Esto, que a priori parece tan evidente, en algunos círculos "artísticos" se ignora conscientemente apoyándose en una ya anticuada base teórica de "el arte por el arte", que pudo ser válida durante los primeros años del siglos XX pero que ya debería dejarse entre las páginas de los libros y avanzar en otras consideraciones teóricas más apropiadas a los nuevos tiempos...


Estoy de acuerdo con los discursos teóricos que abogan por la participación del espectador en la obra de arte, de manera que sólo cuando ha sido percibida por él es cuando podemos asegurar que se ha completado el hecho artístico. Duchamp ya comenzó a trabajar sobre esta idea con su "Fuente" (1917), Warhol la defendió como nadie con sus "Brillo Box" (década de 1960) y en puertas del siglo XXI, entre 1994 y 1997, Komar y Melamid desarrollaron un proyecto interesantísimo en el que llevan a sus máximas consecuencias este planteamiento, realizando una serie de encuestas a través de internet y en diferentes países, para formar unas supuestas obras de arte de estética "democratizada" a base de reunir en una única pintura los elementos que más gustan a la mayoría, así como los que menos, de manera que se busca una intencionalidad meramente estética pero vacía de contenido y mensaje. Cuanto menos, es interesante y revelador ver y comparar el resultado de los diferentes países y a partir de ahí sacar cada uno sus propias conclusiones. Una obra con intencionalidad puramente estética convertida en objeto meramente conceptual... Podéis verla aquí..


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada