En este blog aparecen algunas imágenes que encuentro por internet que,normalmente, son acompañadas del nombre de su creador. Sólo intento transmitir mi amor por el Arte, pero si alguien no quiere que aparezcan sus imágenes aquí sólo tiene que decírmelo e inmediatamente serán retiradas.

domingo, 20 de marzo de 2011

AMORES IMPOSIBLES...

Tommaso Cavalieri es un hombre poco reconocido por la Historia, quizás eclipsado por figuras contemporáneas a él, que lo relegaron a una mera anécdota, quizás por voluntad propia, al reconocer que su mayor habilidad, enamorar a un genio, no fue comprendida ni aceptada en su tiempo...

Tommaso Cavalieri (hacia 1510-1587) fue un aristócrata y coleccionista, amante del arte y, parece ser, de un artista, su propio maestro de dibujo, Miguel Angel. No fue uno más de su entorno, no fue un discípulo más que lo admiraba, en realidad fue el mejor dibujante al que instruyó, hasta el punto que han existido atribuciones erronéas entre dibujos de ambas figuras, y fue el discípulo al que Miguel Angel más atención le prestó, no sólo por sus dotes artísticas.

Los historiadores y expertos en el maestro florentino señalan la irrupción  del retrato de Cavalieri en muchas de sus obras, como puede ser el mismísimo David o el furioso Cristo castigador del Juicio Final de la Capilla Sixtina. Pero además, existen muchos sonetos de puño y letra del gran maestro Buonarroti dedicados a este joven, por el que debió sentir algo más que simple admiración entre colegas, como puede vislumbrarse de palabras como éstas:

Con vuestros ojos bellos veo una dulce luz

que con los míos ciegos ver no puedo;

llevo con vuestros pies un peso encima,

que con los míos cojos no podría.

Vuelo con vuestras alas yo sin plumas;

con vuestro ingenio al cielo siempre aspiro;

por vuestro arbitrio estoy pálido o rojo,

frio al sol o caliente entre las brumas.

Solo en vuestro querer habita el mío,

en vuestro corazón mis pensamientos se hacen,

y en vuestro aliento mis palabras moran.

Como una luna solo me parece ser,

que nuestros ojos en el cielo ver no saben

sino aquello sólo que el sol ilumina.
 
No está demostrada  ninguna  relación amorosa entre ellos pero ¿eso importa? Un sentimiento que inspira versos como estos ¿qué puede ser sino amor? aunque sea un amor  imposible...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada