En este blog aparecen algunas imágenes que encuentro por internet que,normalmente, son acompañadas del nombre de su creador. Sólo intento transmitir mi amor por el Arte, pero si alguien no quiere que aparezcan sus imágenes aquí sólo tiene que decírmelo e inmediatamente serán retiradas.

martes, 28 de diciembre de 2010

CHRISTMAS CARDS

28 de Diciembre...ya ha pasado lo peor de estas odiosas fiestas: la cena de nochebuena con el pavo relleno de pavo, la comida de navidad con el estomago todavía relleno del pavo de ayer, las quedadas con amigos que ves de higos a peras y compañeros de trabajo que ni siquiera soportas, el gordo de la lotería que no te toca nunca...Ufff...menos mal que sólo es una vez al año, porque ni nuestro cuerpo ni nuestra mente sería capaz de resistir tantos abusos físicos y mentales.

Aunque cada vez es más raro, todavía recibo alguna que otra tarjeta de felicitación de Navidad, los "christmas" de toda la vida, que han sido sustituidos por mensajes en el móvil o correos electrónicos. Los que a mi siempre me han gustado más son los que reproducen alguna obra pictórica, aunque todos vayan con el monotema del nacimiento, pero han ayudado a la gran masa a conocer y reconocer alguna pintura de algún pintor "famoso". Mi preferida es sin duda "La adoración de los pastores"(1613) de Doménikos Theotokópoulos, El Greco.

Este pintor griego, calificado de manierista, fue un adelantado a su tiempo, pre-concibiendo un estilo que podría calificarse de impresionista, empleando colores estridentes y descomponiendo la luz para mezclarlos en pinceladas sueltas pero precisas, formas rotundas pero que parecen desmaterializarse, proporciones antinaturales pero dotadas de un mágico realismo...En esta composición, el artista diferencia claramente dos planos: el inferior o terrenal y el superior o celestial; ambos unidos por una suerte de luz focal que proviene del niño, y que impacta en todas las figuras ayudando en el juego de volúmenes y confiriendo dramatismo a la escena, mediante la acentuación de las diversas expresiones en los rostros de los participantes. Como algo singular y característico de El Greco (y a mi parecer muy curioso), es el tratamiento que el pintor hace de las manos (no sólo en este cuadro), elaboradas como si de lenguas de fuego se tratasen, siempre picudas y a menudo desdibujadas, y con el dedo meñique separado del resto. La desproporción de las figuras se ha achacado a un defecto en la visión del artista, aunque esta explicación creo que está más que superada, y por fín se acepta la idea de un pintor único y trasgresor, que se adelantó 400 años a sus colegas modernistas. Por último, reseñar la falta de ornamentos y de motivos anecdóticos tan típicos en las representaciones de la epifanía, puesto que se prescinde incluso del fondo escenográfico, reducido a unas líneas que sugieren unos arcos, para que el espectador se concentre en el tema que el artista nos presenta.

Señores...en la Navidad podemos encontrar más cosas además de pavos, gambas y lotería...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada